¿Cómo crear contenido de calidad para las redes sociales?

En algún momento a todos no ha sucedido, el bloqueo mental de no saber que publicar en las redes sociales. Como seguramente es una historia que se repite a menudo, quisimos compartir algunos consejos para esos momentos.

¿Cómo nos aseguramos que nuestra audiencia disfruta el contenido? ¿Estamos creando contenido de calidad que realmente enganche?

Hemos resumido 5 pasos para lograrlo.

  1. Crear contenido centrado en los intereses de tu audiencia
  2. Definir el estilo de tu marca
  3. Desarrollar un proceso creativo
  4. Ser más visual y menos textual
  5. Automatización y planificación del contenido
  1. Crear contenido centrado en los intereses de tu audiencia

¿Qué tipos de contenido comparten? ¿En qué redes sociales pasan la mayor parte de su tiempo? ¿Por qué deberían comprar tus productos o servicios? ¿Qué marcas están compitiendo por su atención? ¿Qué aporta tu contenido a la vida de estas personas? Estas son preguntas básicas para iniciar un plan de contenidos.

Definir el formato y las redes sociales en que se distribuye el contenido para cada tipo de audiencia.

Facebook funciona para crear reconocimiento de marca, conectar con el público, mejorar las visitas al sitio web, etc.  Esta red es tan diversa que muchos formatos funcionan: videos, infografías, blogpost, fotos. Linkedin es ideal para empresas B2B, twitter para compartir avances del blog, Instagram para videos y fotos sobre todo para marcas con público más joven.

Tip: centrar los esfuerzos en 2 o 3 redes sociales en lugar de diluirlos en todas las redes existentes.

  1. Definir el estilo y voz de tu marca

La voz, el estilo, el tono de una marca es el conjunto de actitudes, expresiones y personalidad de la marca. La voz se relaciona con la percepción de la audiencia. Mientras que el tono está ligado a elementos como el momento (contexto) naturaleza de la red social. Es importante darle una voz única a tu marca así como una personalidad.

Tip: Utilizar los  12 arquetipos Universales de Jung para seleccionar un tipo de personalidad.

  1. Desarrollar un proceso creativo

Los chispazos de creatividad no aparecen siempre cuando más los necesitamos. Por eso es recomendable establecer un mecanismo que nos permita idear de forma más sencilla. Existen distintas técnicas: tener un espacio creativo, por ejemplo una pizarra en la que plasmemos elementos que nos inspiren.

Saturar y agrupar: es un ejercicio de la metodología Design Thinking para convertir ideas en piezas visuales con las que el equipo de trabajo pueda inspirarse. Se debe llenar el espacio de trabajo con post-it conteniendo temas, ideas o palabras clave, para agruparlos por categorías similares y seleccionar los que tengan mejor acogida por el equipo.

Mapas Mentales: también utilizado en el Design Thinking funciona identificando un problema o necesidad y posibles ideas que respondan en diversas direcciones a esa posible solución.

Mapa de Empatía: Dividimos una pizarra o papelógrafo en 4 secciones. En cada una de las secciones incluimos información según el perfil de la audiencia. Lo que piensa y siente, lo que dice,  lo que  hace, lo que ve.  Esto permite identificar los temas que son relevantes a nuestro público según sus necesidades particulares.

  1. Ser más visual y menos textual

Según datos  sobre tendencias en Internet los usuarios tendemos a recordar sólo el 10% de la información 3 días después de recibirla. Mientras si la información es vinculada con una imagen atractiva el 65% de los usuarios seguramente la recordará en el mismo lapso de tiempo.

Los usuarios Facebook pasan 3 veces más tiempo viendo videos en vivo (Facebook live) que videos tradicionales.

Podemos iniciar con infografías y luego incorporar videos en vivo desde Facebook o Instagram.

 Automatización y planificación del contenido

Si te resulta cansado publicar todos los días en cada una de las redes de tu negocio, entonces es momento de automatizar.  Para esto recomiendo 2 herramientas que harán más fácil esta tarea.

IFTTT  (if this then that) es una aplicación web y móvil que automatiza casi todas las tareas imaginables. Funciona con una serie de “recetas” pre-definidas, por ejemplo: por cada nueva entrada al blog generar un tuit.

Buffer  es principalmente un planificador de publicación social para Facebook (perfiles y páginas), Twitter, LinkedIn (perfiles y páginas), Google+ y Pinterest. Es gratis, y te permite ver tus estadísticas de compromiso para que sepas lo que está funcionando.

Para empezar, todo lo que tienes que hacer es registrarte en una cuenta gratuita. Agregar los perfiles sociales que estarás administrando. Cuenta con un panel de control para crear el calendario de publicaciones y personalizar su configuración entre otras funciones de análisis.

No puedo terminar este blogpost sin mencionar las famosas bitácoras. El calendario, plantilla o Excel para organizar el contenido a publicarse en las redes. Aun no has creado tu propia bitácora?  Descargá aquí (es gratis) la que hemos preparado en TecnoTool.

Te parecen útiles estos consejos? Contanos cómo te fue implementándolos.

Port Relacionados