Internet a la medida de tus necesidades

En la actualidad el 90% de nuestras actividades sociales y profesionales ocurren gracias al internet. Sea que nos conectemos desde una pc, laptop o smartphone lo cierto es que el internet es una herramienta imprescindible en nuestro día a día.

Si alguna vez te preguntaste ¿por qué la velocidad en tu conexión a internet no es constante? o ¿cuántos megas necesitas contratar en tu casa o tu oficina para que el internet no se “pegue”? Entonces no podes dejar de leer este post y descubrir ese mundo desconocido de las conexiones a internet.

Antes de contratar a un proveedor de internet necesitamos tener claro: ¿la conexión va a ser dedicada o compartida? ¿Cuáles son las necesidades reales de internet?

Pero, ¿qué significa realmente esto?

Una conexión dedicada es aquella donde el proveedor asegura 24 horas al día, 7 días de la semana gozar de los megas contratados, lo que permite descargas, conexión estable sin que se “pegue” el internet. Podemos verificar cuantos megas recibimos haciendo un test de ancho de banda  con aplicaciones desde un smartphone.

Utilizando un ejemplo vamos a deducir la idea de internet compartido con un tema más conocido. Supongamos que el medio compartido es como una unidad de transporte colectivo (una ruta) donde a los pasajeros nos garantizan un asiento para cada uno, esto se traduce en el mundo del internet como cada quien recibiendo el ancho de banda contratado a pesar que el proveedor utilice un medio común.

Ahora, si se supera la capacidad de pasajeros y algunos van de pie en partes del trayecto provocando que los asientos alternan entre pasajeros que bajan y se suben a la “ruta”. Esto representa que en ciertos momentos vamos a sentir lentitud en el internet y otras  veces la conexión estará más rápida.

Mientras que un servicio dedicado a diferencia de viajar en “ruta” es como contratar un taxi sólo para nosotros lo que nos facilita tener un espacio exclusivo, en el internet esto significa tener una conexión confiable.

¿Qué debemos tomar en cuenta a la hora de contratar un servicio de internet?

  • Identificar las necesidades de conexión de los usuarios. Por ejemplo si se trata de un hogar donde las actividades que se realizan están relacionadas a la navegación para investigar o hacer tareas no se requiere más de 1 mega de ancho de banda. Si tenemos servicios como Netflix entonces necesitamos al menos 3 megas.
  • Definir un presupuesto. En base al análisis de costo beneficio y de la utilidad de contar con un servicio de calidad
  • Servicios que funcionan con internet.  En el caso de los negocios que cuentan con cámaras de seguridad, trabajan con VPN, realizan video conferencias, es vital contar con una conexión que permita realizar estas actividades que supere los 7 megas de preferencia dedicado.
  • Internet simétrico o asimétrico?: esto significa recibir la misma cantidad de megas para descargar y subir contenido.

 No importa si tenemos una empresa grande o pequeña o si somos usuarios particulares todos necesitamos de una conexión a internet óptima.