Morados en la piel: Síntoma común de Purpura Trombocitopénica

Si alguna vez has notado en tu cuerpo hematomas o petequias (morados o puntos rojos) y estos aparecen sin razón alguna, podría ser una señal de alarma.

¿Qué es la Púrpura Trombocitopénica? Morados

La Púrpura trombocitopénica es un trastorno de la sangre que provoca la formación de coágulos de sangre en pequeños vasos sanguíneos. Esto lleva a un bajo conteo plaquetario (trombocitopenia). Este suele presentar evidencias de su presencia en nuestro sistema tales como bajos volúmenes plaquetarios, hemorragias en la piel, hematomas (morados o moretones) entre otros aspectos que conocerás a lo largo del blog.

La púrpura trombocitopénica es una enfermedad que se caracteriza por una disminución de plaquetas. Está causada porque los órganos inmunitarios producen anticuerpos contra las plaquetas, lo que hace que el bazo reconozca a las propias plaquetas como células extrañas y las destruya.

Morados
Purpura trombocitopénica

¿Por qué aparecen los ”Morados”?

Síntomas comunes Morados

Los síntomas pueden incluir alguno de los siguientes:

Principales causas de la Púrpura trombocitopénica Morados

Esta enfermedad puede ser causada por un problema con una enzima (un tipo de proteína) que está involucrada en la coagulación de sangre. Esta enzima se llama ADAMTS13. La ausencia de esta enzima causa acumulación de plaquetas. Las plaquetas son la parte de la sangre que ayuda a la coagulación.

A medida que las plaquetas se acumulan, disminuyen las que están disponibles en la sangre para ayudar con la coagulación en otras partes del cuerpo. Esto puede causar sangrados bajo la piel.

En algunos casos, el trastorno se transmite de padres a hijos (hereditario). En estos casos, la gente nace con niveles naturalmente bajos de esta enzima.

¿Cómo se trata la Púrpura trombocitopénica? Morados

El tratamiento está indicado para los casos con hemorragia debida a trombocitopenia o los pacientes con cifras de plaquetas por debajo de 20.000/mm3. El objetivo de la terapia consiste en detener las hemorragias y elevar la cifra de plaquetas por encima de 20.000/mm3.

Purpura Trombocitopenica
Tratamiento

El tratamiento consiste en: Morados

  • Corticoides. La prednisona se puede emplear durante 63 semanas y proporciona un porcentaje de éxito de hasta el 80 %.
  • Esplenectomía (Extirpación quirúrgica del bazo). La esplenectomía se reserva para los casos resistentes a la terapia conservadora, es raro en la infancia. Proporciona un porcentaje de éxitos del 60 % al 80 %.
  • Fármacos inmunosupresores. Estos fármacos se emplean si la cifra baja de plaquetas persiste a pesar del tratamiento con corticoides o esplenectomía. El más empleado es el rituximab (anticuerpo antiCD-20). La vincristina es otro agente empleado con menor frecuencia.
  • Gammaglobulinas I.V.: La gammaglobulina intravenosa a dosis de 1g/kg/día durante 2 días se ha empleado con éxito en casos de PTI refractaria y en situaciones de hemorragia grave.
  • Otras opciones terapéuticas. Recientemente se han aprobado nuevos agentes trombopoyéticos, como Eltrombopag (Revolade®) y Romiplostin (Nplate®). En la actualidad se indican en los casos de PTI refractaria, como una opción incluso antes que la esplenectomía.

Esta información es con el propósito de dar a conocer el tipo de tratamiento que es usado en estos pacientes, esto NO es una receta. NO se automedique. Consulte con especialistas.

En resumen podemos decir que

  • Las personas pueden presentar pequeñas manchas de color púrpura en la piel (hematomas o petequias) y sangrar con facilidad.

  • El diagnóstico se basa en los análisis de sangre para determinar el número de plaquetas.

  • Se administran corticoesteroides u otros fármacos para bloquear la destrucción de las plaquetas.

  • Los fármacos que aumentan la producción de plaquetas resultan eficaces en algunos casos.